[XV Jornada] Puto Hansa Rostock 1 – 3 Sankt Pauli

¡VICTORIA!

0:1 Max Kruse 40. Min

1:1 Marek Mintal 50. Min

1:2 Mahir Saglik 80. Min

1:3 Mahir Saglik 90.+1. Min

Pinchando aquí,video resumen del partido que nos ha facilitado el Señor Ratón. Gracias

Y ahora un artículo de El País que habla de los incidentes ocurridos durante el partido:

Más peleas que fútbol

El St. Pauli, que se declara “antifascista”, vence al Hansa Rostock (1-3), parte de cuya afición está tradicionalmente relacionada con la extrema derecha, en un partido que tuvo que ser suspendido 10 minutos por los enfrentamientos entre los ultras

Pocas alegrías como la de hoy puede llevarse la parroquia del St. Pauli, de la Segunda División alemana. Para algunos, casi sea tan satisfactoria como volver a la Bundesliga, a la que pertenecían el año pasado. Resulta que han vencido a uno de sus máximos rivales, el Hansa Rostock (1-3). Sin embargo, la tensión entre ambos equipos tiene poco que ver con lo deportivo y mucho con lo político. Mientras que el St. Pauli se reconoce en sus propios estatutos como “antifascista”, el Hansa tiene un sector de aficionados neonazis, lo que ha hecho frecuentes los enfrentamientos entre los ultras de ambos bandos. En esta ocasión tampoco han faltado los incidentes. Antes del silbato inicial, los seguidores del Rostock llenaron el campo de bananas desde la grada y antes del descanso el partido tuvo que ser suspendido durante 10 minutos, mientras los jugadores se refugiaban en los vestuarios, después de que se lanzara una bengala al campo. Además, antes del duelo varios aficionados enmascarados atacaron un cuartel de la policía produciendo daños materiales.

Seguramente, la gran diferencia entre ambos equipos y la mayor peculiaridad del St. Pauli sea el carácter oficial de su ideología. El viraje del equipo de Hamburgo hacia la izquierda comenzó a mediados de los ochenta, cuando un sector de jóvenes seguidores comenzó a llevar al campo el emblema pirata de la calavera y las tibias cruzadas. Un símbolo lleno de significado en una ciudad portuaria y que representaba, según recoge la web del club, “los pobres contra los ricos, los trabajadores contra los jefes”. En un principio costó que calara, ya que “los mandatarios del club y los espectadores más antiguos lo veían como un símbolo de violencia”. Pero su ascenso fue imparable y actualmente forma parte de la imaginería del club, estando presente en su mercadotecnia oficial.

Los estamentos del club, que le definen como “antirracista” y “antifascista”, evolucionaron a la par que su público, y el St. Pauli se convirtió en un símbolo de la izquierda, generando acérrimas simpatías. Se calcula que cuenta con 11 millones de aficionados en Alemania y, cuando estaba en Tercera, seguía llenando su campo con 15.000 espectadores, cuando la media de la categoría eran 200. Su imagen revolucionaria también le acercaba al mundo del rock y el punk -recibe los partidos con el Hell Bells de AC/DC y celebra los goles con el Song 2 de Blur- lo que ha provocado que bandas como Bad Religion o Turbonegro le hayan dedicado canciones. Su carácter abierto le ha facilitado tener un presidente abiertamente homosexual y cuando sus seguidores se enteraron de que el ex mandatario Wilhem Koch había pertenecido al Partido Nazi, le quitaron su nombre al estadio.

Por su parte, Rostock es una ciudad con una presencia sustancial de la extrema derecha. Se encuentra enclavada en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, en el que el partido de extrema derecha NPD obtuvo el pasado septiembre un seis por ciento de los votos en las últimas elecciones regionales. La dura legislación alemana respecto al empleo de imágenes o símbolos nazis hace que en el Hansa no haya constituido como tal ningún grupo de seguidores neonazis, aunque tradicionalmente se haya vinculado al club con esta ideología. Rostock fue multado en 2006 con unos 20.000 euros por los cantos racistas que parte de su público profirió al delantero del Schalke 04 Gerald Asamoah, de origen ghanés.

De esta forma, en los que encuentros entre ambos a menudo toman el protagonismo los radicales, varias de cuyas barbaridades pueden verse en Youtube. Hace dos años, en una visita al Hansa, 23 aficionados fueron detenidos y 27 policías antidisturbios resultaron heridos por el lanzamiento de piedras y fuegos artificiales. A lo que tampoco han ayudado los jugadores en ocasiones. En aquel partido, Deniz Naki, delantero del St. Pauli de padres turcos, celebró la victoria (0-2) dirigiéndose a la afición del Hansa con el gesto de cortarles el cuello, tras lo que clavó una bandera del St. Pauli en el césped. Hoy, Rostock ha vuelto a ser testigo de lo peor de su rivalidad.

En el blog Fora de joc encontramos este video.

Como supongo que este partido dará que hablar, durante la semana iré actualizando con más información. Ayer llegamos casi a las 150 visitas. Gracias a los que nos visitais y gracias a los que nos enviais cosas para hacer más grande y completo el blog

Salud

2 comentarios to “[XV Jornada] Puto Hansa Rostock 1 – 3 Sankt Pauli”

  1. La grada de St.Pauli en los minutos cuando el partido ha sido interrumpido http://soundcloud.com/maijohng/rostock-spielunterbrechung
    WIR SIND…oooooooooooOOOOOOOOOOO…Sankt Pauli!!!
    Vaya piel de gallina…

  2. Yo vi el partido y la expulsión(clara)fue clave para el partido.Que vergüenza que les tiran bengalas y la gente aplaude,en fin,que se jodan que les dieron bien en el campo.St.Pauli!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: